Opinión del Experto

RANKING
0

Lic. Ruth Maqueda

¡Llegaron las fiestas decembrinas!

Lic. Ruth Maqueda

Independientemente de la religión que profeses, nuestras tradiciones pueden permitirnos establecer vínculos más estrechos entre los miembros de la familia. Hay una diversidad de actividades que puedes realizar para convivir y disfrutar de estas fechas. Por ejemplo, podrías comenzar con la corona de adviento, la cual puedes realizar con una ceremonia, en la que todos participen. Durante su fabricación puedes platicar del origen de esta tradición; se trata de que cada integrante sea consciente que es tiempo de espera y preparación a través de la introspección y la oración. Mediante la reflexión podemos combinar lo cognitivo, lo emocional y la espiritualidad; en otras palabras, como lo mencionaron en su momento diversos filósofos, se trata de conectar la mente, cuerpo y espíritu.

Esta es una forma de prepararse para recibir a la Navidad. Incluso, puedes asignar a cada miembro de la familia busque el significado de cada uno de los elementos de la corona de adviento.
Y continuando con las tradiciones, las posadas no pueden faltar. Tomando como referencia varias traducciones de la Biblia, la palabra "posada" proviene del vocablo griego katályma que significa albergue u hospedaje; y en el Griego Bíblico toma otro significado, el de habitación o cuarto, parte reservada dentro de una casa. Si bien es importante conocer el significado, también lo es preservar la herencia familiar. Desde este momento, puedes fabricar o comprar una piñata de siete picos, los cuales significan los siete pecados capitales: ira, soberbia, lujuria, envidia, pereza, avaricia y gula.
En el interior de ella puedes colocar globos que contengan papeles escritos con cada pecado y su respectivo antónimo, es decir soberbia-humildad; avaricia-generosidad; lujuria-castidad; ira-paciencia; gula-templanza; envidia-caridad y pereza-diligencia.
De esta manera, el acto de romper la piñata va más allá. Incluso al pegarle, pueden vendar los ojos al participante y cantarle mientras la golpea. Al romperse, cada invitado intentará atrapar globos; y una vez que la mayoría los tenga en su poder se reunirán en círculo para romper el globo que atrapó, hablará acerca del tema que le haya tocado. Puede expresar sobre lo que está sucediendo con la humanidad, por ejemplo la gula, en qué ha derivado en las épocas actuales como son los trastornos de alimentación y cómo se podría trascender con la templanza.
La Navidad
Se trata de una de las festividades más importantes del cristianismo que conmemora el nacimiento de Jesucristo en Belén; se celebra el 25 de diciembre en muchas religiones. Si practicas alguna religión que vaya de acuerdo con esta celebración valdría la pena que trates de concientizar a tu familia y sobre todo a tus hijos para que conozcan de qué se trata, y no sea tan solo el aspecto comercial que involucra la compra de regalos. Puedes realizar regalos simbólicos sin necesidad de gastar grandes cantidades de dinero. Recuerda que el regalo va más allá. A través de un obsequio demuestras afecto, cariño. Al comenzar la cena de la Noche Buena puedes hacer una oración o dar una disertación de lo que te gustaría regalar a cada uno de los miembros de tu familia en función de valores.
Observa a cada uno de los integrantes de tu familia y considera qué es lo que necesita o sobresale en él o ella, para que de esta forma se lo manifiestes. El ejercicio consiste en que se tomen de la mano, simultáneamente miras a los ojos a la persona y le dices lo que te gustaría regalarle emocionalmente. Todo esto con intención hacia tu ser querido.
En esta Navidad también puedes colocar los adornos en un ambiente cálido y de armonía; puedes poner música navideña, preparar ponche y un pastel de fruit cake, mientras dedican su tiempo para esta actividad.
Y finalmente para el 31 de diciembre hay cantidad de actividades que en diversos medios se proponen, siempre con la intención de la unión familiar, en fin este mes conlleva muchos abrazos, frases de buena voluntad, propósitos y retos.
En enero de dos mil trece, los niños esperan con ansia la llegada de Santa Claus y/o de los Santos Reyes Magos, por lo que en el próximo artículo se darán tips para esta otra celebración en familia.

Opinión del Experto

Escribenos un Comentario

0

COMENTARIOS

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS

Hemos recibido tu comentario, en breve será revisado y publicado. X